Pensando un poco, escribiendo un poco más. En este blog encontrarás artículos y opiniones sobre lo que sucede día a día, y también, sobre lo que nos viene desvelando desde hace siglos.

Vistas al blog

La falta de trabajo y sus problemas



En esta ocasión hablaré sobre los conflictos que genera en una persona la falta de trabajo, y, sobre todo, la imposibilidad de conseguir uno de forma rápida o, en su defecto, al quedar desempleado, la persona desafortunada tarde años en llegar a conseguir otro, una situación desesperante y cotidiana de nuestro país. 

Opinión sobre: Discurso del método, de Descartes




Este libro es uno de esos que todos llaman “imprescindibles”, y fue así, en esa búsqueda de lecturas que pudieran deslumbrarme como llegue a él. Y para ser sinceros, mientras uno se encuentra leyéndolo tiene la sensación que él mismo no termina de llenar o de responder “por toda esa espectacularidad” que le dan las diversas opiniones, pero analizándolo con ciertos parámetros y contextos, es un libro imprescindible para la comprensión del proceso del raciocinio y su evolución; y, desde ya, esta demás decir que fue escrito por un genio. 

¿Por qué perdió Macri?



Bien podrías pensar porque este artículo no se titula “¿Por qué gano Alberto Fernández?”, y es válido, pero creo que la respuesta, teniendo en cuenta el gran caudal de votos que recuperó Mauricio Macri en la polarización a la que estamos acostumbrados, indica que sus errores fueron los causantes de su propia derrota. 

El consumismo, el progreso y la meritocracia. Parte I



Este título podría ser bien traducido como: “pilares de la sociedad moderna para sostener y sostenerse en el sin sentido de la existencia convertida en absurda por el sometimiento legal y estatal”. Pero me parece algo demasiado largo para diferir y entender que aquí hablaré sobre la mentira del consumismo, de un progreso futuro y la justificación a modo de absolución de la meritocracia.
La postura de este artículo está colocada en un lugar, que a modo de crítica y a modo de reflexión, ataca a todo gobernante, economista y a todo discurso que pronostica equivalencias justas entre la sociedad, basándose en los pilares del consumismo, el progreso y la meritocracia. Entonces, aclarado desde donde hablaré, primero veamos la mentira subjetiva de estos conceptos y luego, su uso y su realidad físicamente imposible. 

Un grisin en la basura



Hoy domingo 27 de octubre hay elecciones, y mientras el país vota y decide más con pasión que con inteligencia, yo espero sentado en la puerta de mi casa, en la vereda, son casi las tres de la tarde, espero a que se vacié un poco la fila que hay en la despensa vecina, espero por comprar unos bollos de pan, vivo en la Provincia más reaccionaria del país y por primera vez presencio unas elecciones nacionales en una ciudad “grande” como Córdoba Capital. 

30 pesos de fiambre




Era jueves y como siempre en una ciudad grande, la gente corría sin saber bien del todo el porqué. Aguardaba mi turno en el maxi-kiosco soportando en mis espaldas un sol demasiado agresivo por ser las diez y media de la mañana, y, al principio, no note su presencia, y es que, siendo sincero, pongo mi cerebro en “automático” cada vez que tengo que aguardar en algún lugar ya que es una de las cosas que más detesto. Como decía, no lo note al principio, pero aquel hombre tenía particularidades que “pedían” ser vistas, en aquel momento, cuando detrás suyo y en el fondo de la escena pasaban los colectivos, algunas personas esperaban en la parada, otros iban y venían, autos y más autos y la vida corriendo, yéndose, mientras aquel hombre con la cara más triste de la mañana, hacia quizás su única compra del día. 

Opinión sobre la Voz del gran jefe de Felipe Pigna.




Siempre es interesante conocer las figuras de los próceres y de aquellos hombres que hicieron historia, de aquellos desconocidos que se lanzan a seguir sus convicciones dispuestos a entregar su propia vida, acción que los vuelve inmortales. En Argentina, la figura del Gral. San Martín es la más respetada, al menos de forma mayoritaria. Sucede que, de forma general, conocemos la vida y las obras realizadas por la patria de parte de San Martín, gracias a la poca y distorsionada información que nos brinda la escuela primaria y secundaria, información que muchas veces esta tergiversada y manipulada por diversos poderes para hacernos consumir la historia que ellos necesitan que la gente sepa. 

Lo que “Vigilar y castigar” de Michael Foucault me dejo. Parte 3: trasposición del castigo.



En el artículo anterior, vimos el comienzo de una transición de los castigos y las penas, es decir, comenzamos viendo en “Vigilar y Castigar” primeramente el descuartizamiento del criminal, luego, como cada individuo del pueblo se reconoce a sí mismo en ese criminal muchas veces no merecedor de semejante suplicio, hecho que dio lugar entonces al nacimiento de la solidaridad dentro del cuerpo social y a la persecución de soplones y agentes del orden. Y, por último, notamos al poder percibir y perseguir nuevas formas de romper con esa solidaridad entre los ciudadanos. 

Una charla “cruda” para encontrar ideas



En el siguiente video, “jugamos” con una metáfora que se nos ocurrió y vamos respondiendo las preguntas que de el planteamiento de la misma nos puedan surgir.
La improvisación hacia el donde el pensamiento “vivo” te puede llevar, es mucha veces, difícil de lograr traspasar al papel o a un escrito al intentar recordar el mismo, entonces, ¿Porqué no grabarla? Y este video es su resultado. 

Poesía propia: En mi cielo


 

En mi cielo

En mi cielo no hay fusión,
El celeste no baña los campos y los colores silvestres no ocultan figuras y fantasías,
Solo hay silencioso concreto viejo,
En mi cielo los rayos de seda solares no atraviesan las nubes pintando los bosques,
Y la noche sin lunas ni estrellas es tan oscura